dimarts, 24 de juliol de 2012

Vecinos de Pedreguer «toman» el centro de salud para evitar el cierre



Agentes de la Policía Local y la Guardia Civil tuvieron que acudir anoche al centro de salud del municipio debido a la presencia de un grupo de personas que se negaba a abandonar las instalaciones sanitarias. Un ambulatorio, que al igual que el de Ondara y ElVerger, dejó anoche de prestar las urgencias nocturnas desde las 22 horas hasta a las 8 de la mañana.
A las 21 horas, como había aconsejado la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública, más de 150 personas, entre ellas el alcalde, Sergi Ferrús y otros concejales, se acercaron al ambulatorio de Pedreguer con su SIP y con el fin de evitar el cierre de este centro. Y para ello, se dirigieron al celador y aseguraron encontrarse mal. Unos decían tener dolor de garganta y otros, dolor de tripa.
La mayoría se quedó en la sala de espera de abajo, otros en la calle y otros lograron acceder a la planta de arriba, donde están las consultas.
Al ver que la gente que subió al primer piso no bajaba, se alertó a las fuerzas de seguridad para que procediesen al desalojo del centro. No obstante, y tras la conversación que mantuvieron la Policía Local, Guardia Civil y el alcalde, Sergi Ferrús, la Benemérita abandonó el lugar, ya que según dijo el munícipe, no había motivo para desalojar el edificio. El jefe del ejecutivo comentó a LASPROVINCIASque el edificio es de «propiedad municipal» y no de la empresa que gestiona la sanidad en la comarca.
Minutos después de las 22 horas, el alcalde se dirigió a los presentes, que iban abandonando poco a poco del centro, para agradecerles que hubiesen estado allí. En tono irónico les dijo, que si mañana por la noche (por hoy)se encontraban otra vez mal, que volviesen al centro de salud.
Todos aplaudieron sus palabras y de inmediato se disolvió la concentración de anoche en contra del cierre del ambulatorio.
Bloc-Compromís, PSPV, EU y ERPV comparecieron ayer por la mañana para acusar al conseller de Sanidad, Luis Rosado, de ser el responsable último de las decisiones que en materia sanitaria se están tomando.
Le pidieron que se haga cargo de sus responsabilidades para con los ciudadanos y políticos de la comarca para que no se cierren los centros de salud. Además, estos partidos políticos, pidieron la dimisión inmediata del responsable de la empresa. De esta forma, Sergi Ferrús, Jordi Serra, Lluís Torró y Saül Ortolà y un miembro de la plataforma apuntaron que el cierre de los centros de salud por la noche y la indicación de que los ciudadanos acudan al hospital para urgencias de atención primaria «supone una vulneración flagrante de la Ley General de Sanidad y de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud».
Reseñar que Ferrús tildó ayer de «paripé» la reunión del viernes pasado en la que se acordó cerrar los ambulatorios y que los pacientes fuesen al Hospital.

FONT: LAS PROVINCIAS 24/07/2012

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada